No dejes tu enfermedad periodontal sin tratamiento

Primeros pasos

Es la primera fase del tratamiento periodontal. Se enfoca en erradicar la principal causa de problemas en las encías: BACTERIAS. Es necesario un tratamiento mecánico (escalado y alisado de la raíz), y en algunos casos también químicos (antibióticos).

La enfermedad periodontal es causada por un desequilibrio entre las bacterias que coexisten en nuestra boca y nuestras defensas. O aumentan las bacterias o bajan las defensas. Este desequilibrio favorece el crecimiento de especies patógenas que son más agresivas para nuestra encía, y que no desaparecen solo por raspado. Por lo tanto, para asegurarnos de que el tratamiento sea efectivo, hacemos una muestra con puntas de papel que se insertan en la encía (no es un procedimiento doloroso). Esto se envía al laboratorio para determinar la presencia y la proporción de patógenos periodontales. Dependiendo del resultado veremos si tiene que tomar un antibiótico y qué específico.

 

Injertos de encía

Los injertos se pueden hacer en los dientes, en los implantes o en las áreas donde faltan piezas para recuperar el volumen perdido después de una extracción.

Se pueden hacer para diferentes propósitos:

  • Recubrimiento de raíces dentales expuestas (puede ocurrir por cepillado agresivo, mala posición de los dientes, perforaciones …).
  • Ampliación de encía insertada (en zonas con tracción de “frenillos” o fondo de vestíbulo corto).
  • Mayor grosor en zonas donde falta un diente para mejorar la higiene y la estética.
  • Aumento del volumen de las encías en implantes dentales.

Es una técnica microquirúrgica, muy meticulosa, pero con resultados espectaculares en muchos casos. Para el éxito del tratamiento es imperativo que el paciente no fume, ya que el tabaco compromete la vascularización del injerto.

 

Regeneración periodontal

En algunos casos podemos regenerar el hueso perdido, donde existen defectos verticales. Dependiendo de la morfología del defecto podemos usar proteínas derivadas de la matriz del esmalte, o regeneración con membranas de colágeno.

Para regenerarse es esencial que el paciente no fume, y si los dientes tienen movilidad, deben ser fertilizados antes.
Es una técnica microquirúrgica, muy meticulosa, pero con resultados espectaculares en muchos casos. Para el éxito del tratamiento es imperativo que el paciente no fume, ya que el tabaco compromete la vascularización del injerto.

La cirugía consiste en tomar un poco de tejido de su paladar e insertarlo en el lugar necesario. Tendrás pequeñas puntadas en ambas partes.

Importante. Debe realizar un mantenimiento periodontal (limpieza profesional al menos una semana antes de la cirugía) y después de la cirugía necesitamos un control para eliminar los puntos del paladar en una semana, y una semana más tarde hacemos el control final para eliminar los puntos de la cirugía. injerto de tejido

 

¿No sabes si tienes una enfermedad periodontal?

Mandanos Un Mensaje